Documental sobre el origen del orgullo LGTBIQ

"La muerte y la vida de Marsha P. Johnson" es una película obligatoria para quienes dicen defender los derechos humanos de alguna minoría. El documental, toma la forma de película policial, mediante la investigación que lleva a delante incansablemente Victoria Cruz, quien tiene un propósito: brindar evidencias sobre el homicidio de la activista transgénero Marsha P. Johnson. 


Estamos frente a una película excepcional, que desde un presente hace historia en la búsqueda de visibilizar los crímenes contra las personas transgénero que suceden en el mundo hace décadas. 
La película no tiene grises a la hora de defender a las fundadoras del movimiento LGTBIQ, planteando un justo reconocimiento a Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera por haber estado presentes en la revuelta espontánea de Stonewall, en la cual la comunidad gay comenzó a defenderse de la persecución, extorsión y acoso policial en New York.


Sin lugar a dudas, esta es una película sin grises que pone en crisis valores como "progresismo", "civilización" y "sentido común". Cuando Sylvia Rivera viviendo en la calle se lamenta expresando "el mundo me volvió loca", uno siente que nada en el mundo tiene sentido. Sin embargo, la película construye sentido al colocar a estas míticas luchadoras en la memoria de todas nosotras, las personas. 

No hay comentarios: